Así empezó

Así empezó

Me encontraba en busca de trabajo desempleada como muchas mujeres, asistí a varias entrevistas con mucho ánimo y positivismo pero no resultaba trabajo. Uno de esos días mi amiga Ana me dice “gorda te tengo un trabajo en el que puedes ganar mucho”, me emocioné y le pregunté ¿qué en qué? ella me responde que ser prepago. Yo la insulte de inmediato y no podía creer que ella me estuviera diciendo eso.

Me dijo: a ti te gusta el sexo y lo más importante es que vas a ganar mucho más dinero del que puedes ganar en una oficina iniciando tu vida laboral y es menos desgaste. Varios días me habló de lo mismo y fui cambiando mi idea sobre la oferta hasta que acepté, ella ya tenía unos contactos.

Lo primero fue hacer una entrevista, me hablaron de las fotos que son lo más importante. Recuerdo que mis primeras fotos fueron caseras, desastrosas, se las envié a ellos por correo pero la respuesta fue que debía sacar unas con mayor resolución y un poco más eróticas.

Fui a donde Larry el fotógrafo, creo que la mayoría de niñas de este mundo ha pasado por su set, estaba muy nerviosa ya que como siempre digo soy muy mala para fotos y súper tímida aunque no lo parezco, recuerdo que fueron solo 5 fotos donde estaba con una tanga brasilera negra.

Envié las fotos cuando me las entregaron y él me había dicho que me avisaban cuando pusieran el anuncio en la página pero no fue así, me encontraba en un lugar en el que no podía hablar mucho y recuerdo que fue un viernes en la tarde que mi celular casi se explota de todas las llamadas que empezaron a entrar, me puse muy nerviosa porque no sabía qué decir y mucho menos que responder cuando me preguntaban precios pues no tenía ni idea de lo que debía decir después lo apague porque también ya era sospechoso en el lugar donde me encontraba y no podía dar papaya. En la noche llegue a mi casa y llamé a preguntar y me explicaron lo que debía decir, respondí varias llamadas y me fui a dormir al otro día iniciaba temprano mi nueva etapa.

Llegue y veía niñas muy bonitas y como primeriza me sentía menos que ellas por decirlo de una manera, ellas me dijeron que podía tener varios tipos de clientes pero de mi mente no salía el típico perfil de señor gordo y súper desagradable que uno venía en la televisión aunque no pregunte por aspectos físicos y me quede callada.

Continuará.