Juan Daniel

Juan Daniel

Llegó al apartamento le abrí la puerta y desde la entrada me cogió puesto que ya estamos en confianza porque nos conocíamos de antes.
El es todo grande, delicioso, yo lo miraba y solo pensaba en que quería devorarlo o en su defecto que el me devorara a mi.
Llegamos a la habitación puse el partido y el de inmediato apago la luz y a media luz inicio a desvestirse, lastima porque me hubiera encantado hacerlo con la luz encendida. Aunque deleite mi vista observándolo y para cuando pude reaccionar ya el estaba casi que encima mío. Yo tenía un vestido negro pegado al cuerpo, straple con tacones. Me Cogió de la parte de atrás para darme unos besos y mordiscos en la cola luego me volteo hacia el como si yo fuera una pluma, obviamente no lo soy me bajó la parte de adelante del vestido y me besaba los senos con mucha pasión, se sentía delicioso para ese punto ya estaba muy mojada.
Le dije que yo empezaría y lo acosté, tome sus brazos y se los puse sobre la cabeza para iniciar con lo mío pero la condición era que no podía tocarme, me encantó ver su cara de sufrimiento, impotencia y deleite, inicie besando todo su cuerpo de arriba hacia abajo y terminé en su gran pene el cual besé sutilmente para que sufriera más, pase mi lengua por sus huevas pero solo rosándolas para después iniciar con toda. Tome parte de su pene con mi mano y la otra parte con mi boca yo subía bajaba y era delicioso porque podía sentir como su pene estaba bien duro, retire mi boca y le pregunte que si le gustaba, apenas si pudo responderme y de hecho rompió la condición que le puse, sucumbió y me empezó a acariciar los brazos, continúe un buen rato ahí lamiendo, succionando cada parte de su pene hasta que me subió un poco e hicimos una rusa, el me decía que me quería penetrar a lo que no me hice rogar porque yo también quería e iniciamos yo me pare le di la espalda e introduje en ese gran pene, cabalgaba y cabalgaba mientras el me daba palmadas en el culo aunque se sentía rico no era lo que yo quería llegar a sentir y mas con ese gran pene así que cambiamos de posición para el estar arriba y yo abajo cosa que fue perfecta porque cuando me penetro sentí que todo el cuerpo se me estremecía esa sensación me encanta aunque no duro mucho porque se vino rápido casi que de inmediato.
Me dijo que estaba que se venía con mi Sexo oral que por eso me subió pero que para el desquite no lo haría hasta que yo llegará primero.
Para la continuación yo me monte sobre el pero ya de frente le cabalgaba un rato mientras el jugaba con mis senos poniendo aceite en ellos los besaba y tocaba cosa que me encanta y siempre me enciende, después pasamos a darme en cuatro, pensé que la cama no sobreviviría me daba con toda de manera deliciosa, la cama paso de un punto a otro y yo lo uno que podía decirle es que acabará conmigo, que me diera hasta mas no poder, me puso una cobija en el vientre y me recostó ahí metió su pene y me daba como si no fuera a ver otro día, solo se que no quería que ese momento se terminara, me cogía por los hombros y me atraía hacia el para cuando me penetrara se sintiera más a dentro su pene en mi, finalmente me volteo porque ya tenía ganas de venirse, me abrazo fuerte y en una solo penetrada se vino.