Mucha calentura

Mucha calentura

Llegó y se quitó la ropa, me empezó a besar y tocar con muchas ganas cosa que me encendió muchísimo.

Estando el de pie aproveché para no dejarlo sentar sino que de una le inicie un rico sexo oral ya que me contagio de ese ánimo, se lo chupe un rato hasta que el me tiro a la cama y abrió mis piernas para chupar mi vagina dejándola toda mojadita, se sentía demasiado bien cuando me volteo a ponerme en cuatro me abre la cola y empieza a realizarme un rico beso negro que me hizo subir aun mucho más la calentura; a esas alturas solo deseaba tener su pene dentro de mi cuerpo y que me hiciera explotar.

Me cogió de las caderas e hizo como si fuera a penetrarme en cuatro pero medio me roso la vagina con su pene dejándolo unos segundos por mi clítoris, no me inicio a comer sino que me volteo de nuevo a seguir haciéndome sexo oral de manera deliciosa, recuerdo como me pasaba la lengua y succionaba mi gallo tanto que me lo puso bien grande, de ahí no aguante más y le pedí que por favor me penetrara que lo deseaba mucho. El solo me miraba y paso a hacerlo. Cuando me penetro por primera ves mi vagina se humedecido aun más de lo que ya estaba, le encantó ya que empezó a meterme el pene bien adentro y me decía que era muy rico como me sentía de mojada.

Paró y yo me sentía indignada tanto que el le dije que porque lo hacía y era que me iba a comer en cuatro, se bajo de la cama e hizo que me hiciera al borde para agarrarme de la cintura, inicio despacio con suaves penetraciones hasta que fue subiendo el ritmo y al final por un buen rato me daba como si me quisiera acabar la cola, super duro, demasiado delicioso para mi gusto hasta que se vino, nos acostamos descansamos y terminamos con un masaje en la espalda.